Quantcast
  nuevosiglotampa.com
Julio 29, 2014,
pixel
 
11px
11px
Búsqueda
noticias videos fotos
11px
11px
 
 
 
Columnas

Comparte esta columna enviar imprimir
interior 12
Digg this   Del.icio.us     Google   NetScape   Furl
tamaño Menos TextoMas Texto

Neris Ramon Palacios
Opinion
Periódista Venezolano, con más de 43 años de experiencia.

<< Anterior | Siguiente >>




Por Neris Ramón Palacios



El 23 de noviembre, Venezuela concurrió a las urnas, para elegir gobernadores, alcaldes y legisladores regionales. A través de la televisión pudimos ver dos panoramas distintos de una sola Venezuela. Si bien es cierto que hubo celebración y que el pueblo se manifestó con el deseo por un cambio aún en los territorios no ganados, ya que las cifras superaron en altos porcentajes a las de otras elecciones. También fuimos testigos de haber visto y oído rugir a la fiera mal herida. Chávez amenazaba con cerrar al único canal de televisión que no es complaciente en decir y mostrar lo que el mandatario quiere.

Con una imaginación de alto calibre, Chávez le presenta a los venezolanos cada día el cuento de una nueva película de guerra; unas veces son los norteamericanos que van por él a invadir el territorio nacional; al día siguiente les dicen que los gringos apoyados por los pitiyanquis venezolanos van a ir a robarse el petróleo de Venezuela y da ordenes de custodiar los pozos petroleros; llega un nuevo día hablando del amor, que los venezolanos deben vivir en un ambiente de amor, que él (Chávez) es puro amor; pero no pasan 24 horas en que aparezca con un discurso de violencia, amenazando con barrer a todo aquel que se opongan a su revolución.

Da lástima ver como engaña a esa parte del pueblo que dice seguirlo, hemos llegado a la conclusión de que a Chávez sólo le interesa el pueblo, ese pueblo que lo sigue a la hora de unas elecciones.

Chávez no practica nada de lo que predica, y como prueba nos remitimos a Barinas, tanto que ha criticado a los gobiernos anteriores e inicia una dinastía en su estado natal, allí pues una muestra sencilla de su falsedad.

Muchos de los que están ahora en el gobierno, le deben lo que son a los gobiernos anteriores y para ello que se pregunten quién les dio universidades, becas y sabrá Dios cuántos beneficios más.

Tenemos en cierto modo que felicitar a los venezolanos que han soportado toda esta tragicomedia día a día, durante 10 años.

Nunca en los años que tenemos de vida habíamos visto una situación tan angustiante para el pueblo venezolano, que a resumidas cuentas no sabe a que atenerse; pero no lo sabe porque todavía a muchos les falta aprender que es el pueblo el que da el poder presidencial,
que es el pueblo que permite que una asamblea legisle sus leyes; que el pueblo señores, sí es realmente “el soberano”; pero de eso hay que estar muy seguro y sentirlo de verdad; creer o pensar que elegimos a una persona para que se sienta dueño y señor de hasta la voluntad de elegir lo que el pueblo debe vestir. Eso no es democracia, es esclavismo, es sometimiento, es un abuso (con A mayúscula). El pueblo tiene que aprender a sentirse realmente “soberano”, es el pueblo que pone y quita presidente con sus votos.

Pero qué podemos decir del mandatario en cuestión, él también tiene que aprender, especialmente a comportarse como un gobernante y no como un patán que a fin de cuentas es lo que es. Chávez tendría mucho que aprender, que tome como ejemplo a la Sra. Michelle Bachelet presidenta de Chile.... para no hacerle una lista de mandatarios que tendrían mucho que enseñarle y que lamentablemente como dice el refrán, se sientan a una misma mesa a oírle sus disparates, como el de eliminar al Banco Mundial, porque la necesidad tiene cara de hereje...

Ahora ha amenazado a los gobernadores y alcaldes de la oposición que ganaron en las recientes elecciones con no darles recursos, con quitarles la policía, con no permitirles que realicen sus planes, con mantenerlos vigilados. Bueno sería que esa vigilancia también se la hiciera a los gobernadores y alcaldes oficialistas, así quizás harían más por el pueblo y robarían menos. Ante tal posición autocrática, mi pregunta es: ¿por qué o para qué realizó elecciones? Un gobierno no es democrático porque los votos le den el privilegio de encumbrarse en cualquier posición del mismo.

La palabra Democracia proviene de los vocablos démos que significa pueblo y kratos que significa autoridad. Por lo tanto democracia es donde hay un gobierno en el cual el pueblo ejerce la soberanía.

No podemos a esta altura del artículo olvidarnos de la responsabilidad de la Fuerzas Armadas Venezolana entre cuyos deberes está velar por el respeto de la soberanía territorial, lo cual no se viola solamente mediante invasión, sino permitiendo la actuación de extranjeros imponiendo sus ideas, desplazando y dando ordenes a los venezolanos de la manera como ha sucedido con los maestros, médicos, entrenadores deportivos e incluso militares cubanos, asesores iraníes, rusos y sin ir muy lejos a los guerrilleros colombianos que tanto se ha dicho gozan de impunidad en
territorio venezolano.

Otro de sus deberes es velar y proteger el patrimonio nacional y en este caso específico me refiero a las riquezas del país. El petróleo por ejemplo ha sido regalado como tal a no se cuántos países; su beneficio ha sido también objeto de regalías a otros países como en los casos de compra de deudas, compra de bancos quebrados; financiamiento de campañas políticas afectas al régimen venezolano... etc., etc.

Todo esto sin que ningún oficial con sangre castrense de los que están activos se inmute para defender lo que les pertenece a los venezolanos que carecen de seguridad, de alimentación adecuada, de educación en planteles aptos, de un servicio de salud a tono con los actuales adelantos de la ciencia, de un trabajo para ganarse el sustento y no podemos dejar de mencionar a los venezolanos que carecen de una vivienda con lo más elemental para ser considerada digna.

Esas son las necesidades a las que hay que darle cumplimiento, y no a los caprichos de un servidor público que a resumidas cuenta es lo que es el presidente y no un ser supremo.

No creemos que haya necesidad de matar, ni de acabar con nadie. Se dice que la Fuerzas Armadas imponen el orden, entonces impongamos orden.

Es preocupante la situación de Venezuela, nos atrevemos a decir que es una bomba de tiempo, donde no sólo se humilla y se maltrata al que tenga otro modo de pensar que no sea el de la revolución; sino que la libertad de expresión en Venezuela, cada día está más amenazada, restringida y cada vez más circunscrita a espacios mínimos de actuación y un ejemplo palpable es el haber cerrado por capricho a Radio Caracas Televisión y ahora querer sancionar al canal de televisión Globovisión con quitarle la concesión, lo que el gobierno no hacen a canales gubernamentales, que deberían estar al servicio de todos los venezolanos y no del régimen.

A todo esto tenemos que sumarle las ordenes emitidas por el mandatario en su más reciente intervención pública en cadena para todo el país. Y en su empeño por establecer una dictadura socialista de naturaleza castro comunista.

Chávez intenta reformar la constitución y como muy bondadoso ha dicho que la enmienda tendrá un solo punto el de la reelección presidencial indefinida, (para qué quiere otras enmiendas). Por demás está decir que esta enmienda es inconstitucional y fue rechazada en consulta popular el pasado 2
de diciembre de 2007. La Constitución dice que una reforma rechazada en un período constitucional no puede volverse a proponer; entonces (Chávez) va a recoger firmas para presentarlas como enmienda en la Asamblea Nacional para insistir en la reelección ilimitada, argumentando que en Venezuela ha renacido 'la amenaza fascista' y, por ello, debe mantenerse en el poder.

En este sentido los venezolanos debemos estar alertos y prepararnos para unirnos en una nueva defensa de los principios democráticos, y que Chávez no implante para siempre un régimen hegemónico.

Chávez ha demostrado una vez más que sólo le interesa el pueblo al momento de los votos, por qué en lugar de hablar de reelección no se refirió a resolverles el problema de vivienda a quienes han perdido sus casas o están en riesgo de perderlas motivado a las lluvias. ¿Lo mueve un sentimiento mínimo de humanidad?

Chávez ha desperdiciado la oportunidad que no ha tenido otro gobernante venezolano, de haber hecho un buen gobierno, y cuando nos referimos a buen gobierno es haber hecho por el pueblo, y para hacer por el pueblo hay que oír a otros.

Queremos concluir este artículo con el pensamiento del Dr. Martín Luther King “ Tu verdad aumentará en la medida que sepas escuchar.”

<< Anterior | Siguiente >>

  enviar imprimir
interior 8px